articulosEconomía

La ley Ómnibus y sus consecuencias

La ley Ómnibus y sus consecuencias.

El martes pasado finalmente se aprobó en general  la Ley Ómnibus y se pasó a un cuarto intermedio previo, para pasar a analizar a continuación, en particular, su articulado. Cuando concluyó el cuarto intermedio, se reinició la sesión y los primeros artículos se aprobaron con números parecidos a la votación en general. Pero a partir de allí, diputados que acompañaron el dictamen general,  empezaron a mostrar sus disidencias con lo propuesto por el oficialismo, hasta que el jefe de la bancada oficialista pidió finalizar la sesión con la consecuencia inmediata que cayó lo hasta allí aprobado y habrá que empezar nuevamente con el trabajo en comisiones. El presidente que estaba en Israel, atacó a la oposición y a los gobernadores y los responsabilizó de las penurias adicionales que padecerá el pueblo, al no tener la ley que necesita para gobernar. Luego el miércoles los ministros competentes hablaron, pero el más importante por lo que tenía para decir, el ministro Caputo, relativizó la situación diciendo que de otras partidas presupuestarias iban a salir los fondos necesarios. Esa confesión era el segundo acto de guerra entre el Ejecutivo y el Legislativo, luego del primer acto que fue el discurso inaugural de su presidencia, cuando Milei desde las escalinatas del Parlamento le habló al pueblo e ignoró a los senadores y diputados que estaban en el recinto. Yo no sé lo que piensa el presidente y lo que piensan los legisladores de cómo continuará de aquí en más la relación entre ambos poderes. Pero lo que sí es cierto, es que el fiambre de este sándwich es el pueblo argentino. Además, todavía no se ha expedido el Poder Judicial en las causas que tiene en trámite sobre la constitucionalidad de los DNU y la misma Ley Ómnibus en cuestión. No sé cómo seguirán los acontecimientos de aquí en más, pero sí sé que Argentina está en una situación inmejorable para salir de la ominosa decadencia que vivimos desde hace décadas hasta hoy, ocasionados por los malos gobiernos algunos con altos índices de corrupción, otros bien intencionados, pero incapaces de resolver los problemas de fondo como lo son la inflación, la falta de trabajo (resuelta con infinitos planes sociales) y la inseguridad. Tenemos un país que posee extraordinarios recursos económicos y humanos, con una ubicación geopolítica envidiable junto a Chile, con el paso de encuentro de los océanos Atlántico y Pacífico. con materias primas suficientes para alimentar al mundo entero, con una industria agro alimentaria de primera, con minería, con energía, con petróleo y gas, con energías renovables, con litio y mucho más, muchos países seguramente envidiarían tener siquiera una parte de esto.

Pero acarreamos una pobreza incomprensible e inhumana que el presidente, a mi criterio con justa razón, atribuye a la «casta» que desde hace casi un siglo fue empobreciendo al pueblo a costa de ella misma enriquecerse, y que además pretende seguir haciéndolo.

Los fieles lectores que me siguen, a quienes les estoy infinitamente agradecido, saben que mi único interés es contribuir para que disminuya o desaparezca la POBREZA que padecen millones de argentinos. Hace más de veinte años que estoy estudiando para encontrar una vía para que mis compatriotas puedan salir de esta ignominiosa situación.

Hoy estoy seguro de que SÍ es posible…, ¿cómo?… PONIENDO EN MANOS HONESTAS, SOLIDARIAS Y RESPONSABLES el manejo de los dineros destinados a ese sector de la sociedad.

También nosotros a su vez, podemos ayudar aplicando en Argentina, con la creatividad que nos caracteriza, un modelo similar al que en Bangladesh, desde 1974 está desarrollando el profesor Dr. Muhammad Yunus y su Grameen Bank of Bangladesh (2 Premios Nobel en 2006) en beneficio de los bangladesíes pobres.

Podemos y sabemos:

  1. a) cómo sacarlos de la pobreza
  2. b) cómo educarlos en el ejercicio de empleos primarios, como por ejemplo en la construcción de viviendas pre-fabricadas en madera
  3. c) cómo incorporarlos A EMPRESAS SOCIALES (por ejemplo Empresas Constructoras de intensivo uso de mano de obra no calificada
  4. d) cómo construir viviendas dignas

Para todo lo anterior, será fundamental el SOLIDARIO apoyo económico de los pueblos que hayan decidido ayudar a sus vecinos carentes de una vida digna.

El CÓMO hacerlo, porque no lo dudemos, SÍ que es posible hacerlo, pueden leerlo GRATIS en mi libro digital “UNA ARGENTINA SIN POBREZA. ¿CÓMO?”  que publica Dolmen en su página

 

JORGE LENTINI

Ex Secretario de Proyectos Especiales en la UTN-FRA.

Ex Director de Grameen Hábitat Argentina.

Mail: jllentini@yahoo.com.ar

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba